28 mar. 2018

[Historia] Will Brian sobre la reciente pandemia


La cifra oficial en Estados Unidos supera ya los 150 mil muertos.
Buenas noches.
La pandemia que se ha extendido ya a nivel global está alcanzando los niveles de la Peste Negra en algunos países de Asia y Latinoamérica. No tenemos datos específicos ya que hace dos días que la mayoría de gobiernos y autoridades han dejado de informar, pero las informaciones que nos llegan desde fuentes no oficiales nos indican que los afectados pueden haber llegado al 50 % en muchos países y la epidemia está descontrolada.
Aquí, en Estados Unidos, los infectados superan los diez millones en los cinco días desde que se detectaron los primeros casos. Las dos primeras víctimas que llegaron de forma casi simultánea, Mieczysław Sikorski, en avión desde Polonia, y Aarón Romero, en coche desde México, fallecieron al día siguiente de su llegada, pero para entonces ya habían infectado a un número indeterminado de personas y no se las pudo poner en cuarentena.
Esta tarde, el Secretario de Sanidad ha emitido un comunicado sobre la situación con recomendaciones para la ciudadanía...

Parece que no tenemos esas imágenes. El secretario ha pedido a los ciudadanos que no se encuentren en zona de cuarentena que permanezcan en sus casas mientras sea posible. Si sufren algún síntoma de la enfermedad no acudan a los centros médicos. Llamen al número que se ha habilitado para estos casos, el 191, y una unidad especial acudirá a su casa para analizar su caso.
Ese es el aviso del gobierno, pero este servicio de emergencias está saturado. Los especialistas tardan horas e incluso más de un día en llegar al domicilio en el mejor de los casos. En otros casos las líneas están colapsadas y es imposible conseguir que te atiendan. Aun así, les pedimos que, en la medida de lo posible, no salgan a la calle. No solo por su propia seguridad, sino también por la de los demás.
Recuerden que los síntomas iniciales de esta enfermedad se asemejan mucho a los de un resfriado común: dolor de cabeza, malestar generalizado, tos... Pero en cuestión de horas o días evoluciona a una versión agresiva de los síntomas del virus de la rabia. No se ha detectado hidrofobia, pero sí alucinaciones, vómitos, espasmos musculares, convulsiones y en el estado más avanzado de la enfermedad las víctimas se vuelven extremadamente violentas, atacando físicamente a cualquier persona a su alrededor como animales salvajes. Algunas personas han perdido la vida tras desangrarse por mordiscos o golpes producidos por estos infectados.
La enfermedad se transmite a través de cualquier tipo de contacto con los fluidos de un infectado como la saliva o la sangre, y los investigadores aún no están seguros si también se transmite por el aire a corta distancia. Actualmente se está trabajando en una vacuna, pero el gobierno no ha dado detalles sobre sus avances. Se desconoce el origen de la enfermedad, ya sea una mutación natural de algún virus o se haya fabricado en un laboratorio, y, a pesar de su similitud con la rabia, los científicos no han confirmado su relación con ella.
87 ciudades en todo el país se encuentran en total cuarentena y el ejército se está encargando de las zonas más afectadas.
Conectamos con nuestro corresponsal en Los Ángeles, donde falleció el señor Romero y que se encuentra ahora en cuarentena...

Me dicen que estamos teniendo problemas con la comunicación.
El virus está afectando también a nuestros compañeros, tanto a los reporteros en la calle como a los trabajadores aquí en la cadena. Casi la mitad de nuestros compañeros no han sido capaces de llegar hoy a la redacción, pero seguiremos informándoles de lo que está sucediendo en todo Estados Unidos mientras nos sea posible.
Les ha hablado Will Brian en el especial de MBC Nightly News. Les dejamos ahora con la película 28 días después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario